http://www.catrielonline.com

4 dic. 2016

La impactante contaminación en Alvear

El trabajo intenso que el Colectivo Sanitario de La Pampa y el Ministerio Público Fiscal realizó en las últimas semanas permitió conocer varios casos preocupantes de perjuicios generados por agroquímicos.
Muerte de vacunos en Ingeniero Luiggi y bidones con restos de estas sustancias rodeando Vértiz fueron los primeros hechos, pero hubo un tercero en Intendente Alvear que preocupa a sobremanera porque también hay seres humanos afectados. Un vecino denunció no solo la aplicación de productos tóxicos en predios rurales sin tomar los recaudos necesarios, sino también la aplicación en la zona suburbana, en terrenos lindantes a viviendas.

Fue el Colectivo Sanitario el primero en dar a conocer el caso y luego el propio damnificado se encargó de difundir en medios de la zona los daños producidos por el contacto de agroquímicos con plantas, animales y hasta personas.
Diego Marsiglio es el productor afectado, quien no se quedó de brazos cruzados y realizó una denuncia ante la Justicia luego de perder toda su huerta y que enfermaran sus caballos. Incluso el mismo estuvo internado “con problemas respiratorios”, según le indicó a medios locales.
El semanario El Norte en Movimiento accedió a la denuncia que el vecino alverense realizó, donde este indica que es “propietario de un predio rural sito en el cruce de rutas N° 1 y 2, a 2000 metros al suroeste de la localidad de Intendente Alvear, donde poseo un monte de paraísos de dos hectáreas y caballos árabes y a su vez caballos de un patrón que cuido”.
Indicó luego que “el día viernes 11 del presente mes, de 19:30 a 20:30 horas aproximadamente, observé un fumigador terrestre fumigando un lote del campo lindante al norte, desde donde venía el viento en ese momento, propiedad de la familia Caivano”.

Deformaciones
“A los dos días comencé a observar deformaciones en las hojas de las plantas, fuerte olor, picazón en la cara y en el día de ayer (17/11) en horas de la tarde encontré a una yegua en celo toda brotada por lo que llamé a un veterinario, Santiago Goñi, domiciliado en la localidad, quien luego de examinarla me comunicó que se trataba de una intoxicación por lo que ya la medicó”, contó.
Además, dijo que tiene “una huerta la cual está completamente afectada. Nosotros mismos sentimos el encontrarnos trabajando y lavando bebederos ardor en la piel. Estoy muy preocupado por el resto de los animales ya que corren el mismo riesgo de intoxicación”.
Con relación al dueño de la fumigadora, aclaró que si bien desconoce su identidad, sabe que “el equipo lo guarda en un galpón ubicado al costado de la vía sobre la Ruta 1 km. 23 aproximadamente, enfrente de la entrada principal de Grainco Pampa, lindante al norte con la vía y al sur con el taller mecánico de Glatigny”.
Comentó que casualmente su hermano Marcelo “posee un terreno intermedio del taller de Glatigny y el fumigador luego de haber realizado las tareas de fumigación en el campo vecino de la familia Caivano, antes de guardar el fumigador fumigó el lote del galpón donde lo guarda siendo visto por “Pepe” Martínez, vecino quién a horas 20:30 aproximadamente me avisó de que estaba fumigando y que le había hecho señas de que no fumigue más, no haciendo caso a su pedido observando que el lote quedó todo amarillo como así también las plantas de los vecinos y del terreno de mi hermano, se ven los brotes nuevos afectados todos deformes”.

Hecho reiterado
Remarcó que “no es la primera vez que fumiga ese lote donde guarda la máquina. Hace dos años aproximadamente que guarda el equipo fumigador en ese galpón y fumiga el lugar produciendo daño a todos los vecinos”.
Finalmente el denunciante dejó constados los perjuicios en imágenes que tomó con una cámara fotográfica e informó que incluso intervino el SENASA, que le sugirió el traslado de sus 25 caballos a otro predio rural de manera preventiva para evitar que siga la intoxicación.
Las imágenes hablan por si solas, en ellas se puede observar a caballos con ampollas gigantes en sus cuerpos y plantas muertas, quemadas, manchadas y con deformaciones, lo que lógicamente aumenta la preocupación de los vecinos de Intendente Alvear y debería servir como un disparador para que el Estado Provincial intervenga de forma seria y comprometida para castigar a quienes usen de forma responsable sustancias nocivas como agroquímicos, además de controlar de forma previa para que esto no ocurra.
(Foto: gentileza El Norte en Movimiento)
Publicar un comentario en la entrada