http://www.catrielonline.com

12 dic. 2016

El jueves se hará la inspección ocular en el jardín y la chacra de 25 de Mayo

Este lunes siguió el juicio por los abusos en 25 de Mayo. Los jueces decidieron aceptar la inspección que había pedido la defensa y que había sido rechazada por la fiscalía y las querellas.
Con las declaraciones de ocho testigos, dos careos y el anuncio de la inspección ocular para el jueves, se cumplió este lunes en el Tribunal de Audiencia de Santa Rosa la undécima jornada del juicio oral contra los cuatro docentes de 25 de Mayo, Marcelo Tatavitto Roade, Oscar Aníbal López, María José Tello y María Angélica Bastías, quienes están acusados de cometer presuntos abusos sexuales contra seis alumnos del Jardín de Infantes N° 12. Los hechos habrían ocurrido en 2014 y 2015 en el baño de la Coordinación Secundario Zona Sur y en una chacra que es propiedad del primero de ellos.

Los testigos, que ya suman 104 a lo largo del proceso, fueron tres docentes, una asistente social, una portera de escuela, la mamá de una alumna y dos vecinos de Tatavitto. Todos ellos fueron requeridos por las defensas y las preguntas giraron alrededor de horarios y desplazamientos de algunos de los imputados. Dos declararon desde 25 de Mayo a través de videoconferencias.

Además, en el inicio de la cuarta semana del juicio, los jueces Gastón Boulenaz, Andrés Olié y Gabriel Tedín resolvieron por unanimidad hacer lugar al pedido de inspección ocular al JIN N° 12 y a la chacra de Tatavitto. La solicitud había sido formulada la semana pasada por las defensas de los cuatro imputados y rechazada por la fiscalía y las querellas por considerarla innecesaria.
El trámite se cumplirá a partir de las 10 de la mañana, primero en el edificio de la Escuela Especial 10 donde funcionaban el jardín de infantes y la Coordinación y luego en la chacra.


Boulenaz, en su condición de presidente del tribunal, adelantó que “en atención a la naturaleza de la medida” no será necesario el traslado de los imputados, ya que el fin último es que los magistrados conozcan los lugares donde se habrían cometido los hechos investigados.

Además se tomó la decisión de que la mujer que se accidentó hace unos días en la ruta provincial 20, y que es familiar de Tello, testifique el próximo viernes si es que está en condiciones de hacerlo. En el inicio de la audiencia, el defensor Omar Gebruers informó que aunque en un primer momento se previó que hoy fuera dada de alta, ella aún permanece hospitalizada después de ser intervenida quirúrgicamente.

Los careos ordenados por el tribunal fueron entre una psicóloga con dos docentes y giraron sobre un episodio puntual que habría ocurrido fuera del jardín en abril del año pasado. Allí cada una de las partes se mantuvo en sus dichos.

En la audiencia estuvieron presentes los fiscales Juan Bautista Méndez y Jorge Marcelo Amado, los defensores Gebruers (Tatavitto, Tello y Bastías) y Juan Ricardo Veneri y César Augusto Rodríguez (López), los querellantes Armando Agüero y Vanesa Ranocchia (representan a los padres de los alumnos) y el asesor de menores subrogante Kevin Christensen.

Tatavitto está imputado por el delito de abuso sexual con sometimiento sexual gravemente ultrajante para las víctimas por sus circunstancias de realización, en concurso real, en cinco oportunidades, agravándose solo en relación al hecho cometido en perjuicio de uno de los menores por resultar un grave daño en la salud mental de la víctima; en concurso ideal con el delito de promoción de la corrupción de menores agravado respecto a esa víctima. Y Tello, por el mismo delito, pero como partícipe necesaria, en concurso ideal con el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Ambos están involucrados en uno de los episodios investigados. Es en el que Tatavitto habría abusado en 2015 de tres alumnos del Jardín de Infantes N° 12 en el baño de la Coordinación , donde él era secretario. Además Tatavitto habría agredido sexualmente a otros dos alumnos en ese baño y en su chacra en 2014. Los abusos se habrían cometido en el horario escolar matutino, cuando Tello estaba a cargo de los niños, por eso aparece como entregadora o facilitadora.

El otro hecho habría sido en perjuicio de un sexto menor y habría ocurrido en 2015 en la chacra y en el horario escolar de la tarde. Aquí están imputados López, Tatavitto y Bastías, director, secretario y docente del colegio “Profesor José Armando Alfageme”, respectivamente. López y Tatavitto están imputados como coautores de abuso sexual con sometimiento sexual gravemente ultrajante para la víctima por sus circunstancias de realización, en concurso ideal con el delito de promoción de corrupción de menores agravado respecto de un menor; y Bastías por la misma calificación que Tello.(Diario LP)
Publicar un comentario en la entrada