http://www.catrielonline.com

16 dic. 2016

Alicia Reina correrá el Dakar con el apoyo de Toyota Argentina. “Es la pasión dentro de un auto”, aseguró Daniel Herrero, presidente de la filial local de la marca japonesa.

El esfuerzo y la dedicación que Alicia Reina y su equipo, con su marido Adrián Farroni a la cabeza, le ponen a cada participación en el Dakar se vio gratamente recompensado de cara a la edición 2017 de la extenuante competencia. Es que además de contar con el apoyo de varias empresas de Río Negro y Neuquén, para esta oportunidad también tendrán el respaldo de Toyota Argentina.

“Alicia es la pasión dentro de un auto. Tiene ese espíritu de superación que representa a Toyota. Cada vez que se baja de su vehículo lo hace con una sonrisa y ojalá que la siga manteniendo siempre”, aseguró Daniel Herrero, presidente de la filial argentina de la marca japonesa, quien asistió al evento que se realizó en la localidad rionegrina de Catriel para presentar el proyecto dakariano de La Negra.
Allí se aprovechó para mostrar en sociedad la flamante Toyota SW4 que usará Reina en esta participación en la que volverá a ser navegada por Dante Pelayo. La unidad, que cuenta con un poderoso motor V6 que eroga unos 380 caballos, le fue entregada por Toyota Argentina y fue preparada por el RC Competición. De esta manera, “La Ñata”, la legendaria Hilux con la que Alicia corrió los Dakar anteriores, tomará un merecido descanso.


“Para mi correr el Dakar es volver a cumplir un sueño. Sabemos que será el más exigente de todos los realizados en Sudamérica, pero vamos con la ilusión de seguir avanzando”, dijo Alicia, la única mujer argentina que hasta ahora se le animó a la carrera más dura del planeta. “Estoy agradecida de contar con el apoyo de tantas empresas y también de tener el respaldo de Toyota Argentina, algo que no esperábamos y fue una grata sorpresa”, agregó.
Como parte del evento, y antes de la cena realizada en el Camping de Petroleros Privados, algunos invitados especiales, entre los que se encontraba CORSA, acompañaron a Alicia en la butaca derecha de la SW4 en un circuito que se trazó a las afueras de la ciudad. Herrero, un gran apasionado de los fierros, no solo fue eventual navegante, sino que se animó a ponerse detrás del volante y dar una vuelta a fondo. “Es sorprendente cómo va la camioneta, tiene un gran trabajo de suspensión. Seguro que Alicia realizará una buena carrera”, dijo tras la experiencia vivida.(Corsa)

Publicar un comentario en la entrada