http://www.catrielonline.com

14 nov. 2016

Arceo preocupado por “la batalla silenciosa” del gobierno nacional para hacer caer el precio del barril criollo

El presidente de la Cámara de Servicios Petroleros (CASEPE) de Río Negro, con sede en Catriel, Ramiro Arceo, reconoció que “hay una batalla silenciosa del gobierno nacional” tendiente a bajar el precio barril criollo para llegar al valor internacional de los combustibles. Por eso se está permitiendo a las empresas que importen de afuera y por cada metro cúbico que ingresa, hay unos tres de petróleo neuquino y rionegrino que dejan de refinarse, con lo cual el valor tiende a la baja.

Arceo señaló a la agencia APP que, tal como lo planteó la nueva administración nacional desde un principio, lo que se está viendo es “la crónica de una muerte anunciada”, la del barril criollo, un valor más alto que el internacional para favorecer la actividad hidrocarburífera en el país.
“Pareciera que el gobierno nacional sólo está pensando en los números, como si el país fuera una empresa, y no tiene en cuenta que provincias enteras, como Neuquén, y un gran sector del territorio de Río Negro, viven hoy del petróleo, se trata de una economía regional”, consignó.
Dijo que al importar y bajar el precio del barril criollo las operadoras dejan de invertir, “y el ajuste lo pagan los servicios que brindan las empresas de nuestra cámara y los trabajadores, se para la perforación, las actividades que tienen comprometidas, con lo cual se cae en la recesión”.
Afirmó a la agencia APP que “hoy ya vivimos un amesetamiento, del que no se sale, y ante un panorama cada vez menos claro no se ven perspectivas alentadoras”.
Informó que se han reunido con la Secretaría de Energía provincial, donde, más allá de la problemática general que preocupa, se abordó la venta de tres áreas por parte de YPF, entre ellas Medanitos, a la empresa Aconcagua, dedicada precisamente a pozos en declive como éstos, y en principio hay un compromiso del gobierno que antes de autorizar esa cesión se puedan involucrar para garantizar que haya inversión y actividad. “Somos abiertos a que se optimice los servicios que se prestan, pero no a costa de dejar a las empresas locales afuera y a los trabajadores en la calle”, aseveró.
En cuanto a Neuquén, indicó que hay poco accionar conjunto porque esa provincia apunta más a garantizar actividad en el petróleo no convencional de Vaca Muerta que al convencional que tiene Río Negro.
Concluyó que ante la problemática general y la tendencia a hacer caer el precio del barril criollo, deberían juntarse las partes –Nación, Provincias, operadoras, sindicatos y empresas de servicios- y si hay que ajustar el cinturón que sea equilibrado para todos, pero privilegiando las inversiones y por ende mantener la actividad. (APP)
Publicar un comentario en la entrada