http://www.catrielonline.com

6 oct. 2016

NO SON TODOS IGUALES: Carta abierta al Sargento Rubén Ángel Muñoz, Destacado en el Cuerpo de Seguridad Vial Cipolletti Rio Negro

Este Policía que sabe llevar con honor el uniforme, no para avasallar, ni el carácter ni buscar la humillación a las personas, tampoco lo hace soberbio, sino que posee la palabra y el gesto justo para un consejo, una palabra de aliento o de bien, tanto para el que está en un error, como para el necesitado y más al que sufre por un motivo u otro una pena profunda y heridos sus sentimientos, embargándome la emoción al ver a veces pocos seres humanos comprometidos involucrarse en horario fuera de servicio aún, buscando a mi hijo en situación de calle, hasta con su vehículo particular, recorriendo las calles de Cipolletti y Neuquén. 
Este Sr. Policía, formado en mi mejor concepto, carente de prepotencia, si con educación y humildad, siempre con la mano tendida, existen los amigos sin conocer en este caso por la mera casualidad, aunque no haya conseguido mi objetivo de rescatarlo, pero continuare luchando, aunque no logre la esperado, tal vez ocurra un imposible, no pierdo la fe ni la esperanza de la esperanza; Sargento Muñoz Rubén Ángel, lo encontramos gracias a Uds.
Converse con él pero la calle endureció su corazón y su carácter. Como diría un gaucho de buena ley “yo me saco el sombrero” por su hombría y buena predisposición por aquellos que apenas consiguen llevar un dolor en el alma, por los avatares quien sabe por qué de la vida de nuestra existencia, haciendo extensivo a todo el personal destacado allí en ese puesto de control, haciendo la convivencia menos cuesta arriba, atenuando los sinsabores de la vida misma, aun cuando el destino no nos sonríe.
Además lo poco que conocí a los “cipollittenses” me anima  a decir y expresar que su idiosincrasia habitual de sociedad enamorados de la vida y las relaciones humanas con Mayúsculas si hay un momento en el destino de mí como catamarqueño es este: Gracias, Gracias, Gracias.        

 Carlos Alberto Soria
La Tercena, Fray M. Esquiú, Catamarca


Fuente:La Palabra
Publicar un comentario