http://www.catrielonline.com

16 ago. 2016

JUZGAN UN HOMICIDIO OCURRIDO EL AÑO PASADO EN CATRIEL

La Cámara Primera en lo Criminal de la Cuarta Circunscripción dio inicio al debate en la causa que tiene como imputado a Kevin Matías Ortiz, acusado por el homicidio de Roque Marcelo Groso, que ocurrió en la localidad de Catriel el 10 de mayo de 2015.
Se le atribuye al procesado, quién está detenido con prisión preventiva, el delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego en concurso real con portación de arma de guerra”.


El tribunal de juicio está presidido por el camarista Julio Sueldo e integrado por los vocales Alejandra Berenguer y Álvaro Meynet. El fiscal de cámara es Gustavo Herrera y el imputado está siendo asistido por el defensor particular Pablo Barrionuevo.
El hecho que se juzga es el siguiente:
Ocurrido en la localidad de Catriel el día 10 de mayo de 2015 a las 03:00 horas aproximadamente, oportunidad en la que el encartado Kevin Ortiz se apersonó en el domicilio sito en la calle Cacique Catriel 884, propiedad de Grosso Roque Marcelo, introdujo su mano derecha por la ventana frontal de la morada, y sin ingresar, le efectuó entre cinco y seis disparos con un arma de fuego 9 milímetros, la cual llevaba consigo con anterioridad en condiciones inmediatas de uso sin la debida autorización legal, lo cual le provocó la muerte a la víctima minutos después de haber arribado a la clínica Don Bosco de dicha localidad.
Al momento de la indagatoria el imputado se remitió a lo que declaró en la instrucción. En aquella etapa había negado los hechos, aunque reconoció que esa noche estuvo cerca del domicilio de la víctima, charlando con otras personas y buscando un negocio para comprar cervezas.
Luego de la indagatoria declararon tres testigos, los primeros dos se encontraban en el interior de la vivienda al momento de los disparos. Relataron que ese día se festejaba el cumpleaños de dos menores de edad. Ninguno de los dos testigos aportó demasiados detalles respecto del autor del homicidio, solo recordaron sus vivencias en relación al hecho.
En tercer lugar declaró una mujer cuya vivienda se encuentra en las inmediaciones de la casa de la víctima. Indicó que escuchó los disparos con claridad y que se acercó hasta la casa de Grosso para conocer que estaba sucediendo. En el trayecto observó una gorra, que estaba tirada en el suelo. Después escuchó que el atacante llevaba una gorra de similares características y le avisó a la Policía. Dijo la testigo en el debate que cree que los suboficiales tomaron fotografías de esa gorra.
El debate continúa el jueves a las 9:00 horas y el viernes a las 12 horas.
Publicar un comentario en la entrada