http://www.catrielonline.com

12 abr. 2016

Comienzan a discutir cambios en el Nivel Medio para ir “a una escuela diferente” en el 2017

CNdigital(Viedma) El gobierno provincial y la UnTER buscarán modificar el régimen académico del Nivel Medio. Se prevén cambios curriculares y en la organización laboral e institucional. La ministro de Educación y Derechos Humanos, Mónica Silva, reconoció que en el nivel medio provincial “hay índices muy altos de deserción y repitencia”, aunque menores a la media nacional que tiene porcentajes “que son inaceptables”. Dijo a la agencia APP que se profundizará durante todo el 2016 la definición de medidas de cambio en la comisión bilateral que por este tema conforman el gobierno y la UnTER para ir a “una escuela diferente” en el 2017. 

Sobre el tema, la UnTER concretó recientemente un Encuentro Provincial de Política Educativa de Nivel Medio y esta semana presentará al gobierno cuatro documentos base.
La ministra Silva reconoció que la escuela secundaria “tiene que modificar prácticas que no están dando resultados; hay índices muy altos de deserción y repitencia”, subrayando que “hay que usar de un modo distinto los tiempos y los espacios, que tenga una estructura de cargos diferente que permita que los docentes estén en una escuela o máximo en dos”.
Explicitó que los docentes deben ser responsables de los alumnos “desde que ingresan hasta que se van de la escuela”.
También indicó que todos los momentos del alumno en la escuela “deben ser educativos”.
Informó que más allá de este diagnóstico hay una comisión bilateral “entre gremio y gobierno que está trabajando desde el año pasado, y que este año profundizará su trabajo”, para transformar la escuela media.
Adelantó tiempo atrás a la agencia APP que se van a tomar todo el 2016 para definir los cambios e instrumentarlos a partir del 2017, “para llegar a una escuela diferente, una nueva escuela” en este nivel.
Respecto a los altos niveles de repitencia y desgranamiento, expresó que se está en los parámetros nacionales o en realidad “en unos niveles bastante aceptables dentro de los parámetros nacionales que son inaceptables”.
Precisó que los parámetros nacionales marcan aproximadamente un 45% de repitencia, “lo que no es bueno”.
Al consultársele si en un establecimiento medio de Viedma, sobre tres cursos de primer año repitieron unos 80 chicos, reconoció que “sí, la verdad que eso es cierto, y es alarmante. Hemos estado trabajando en esta escuela en los primeros días de este año. Tenemos que hacer allí un llamado a la reflexión a los docentes, a los alumnos y a los padres”.
“También la familia debe asumir un compromiso, más allá que desde Educación se debe hacer una revisión profunda”, aseveró.
Consideró que hace falta “un diálogo intergeneracional entre docentes y estudiantes, un diálogo mediado por el conocimiento, no el conocimiento como una cosa fuera de la realidad, sino el conocimiento que permita que los estudiantes se apropien de él. Tenemos que modificar muchos aspectos”.
“La repitencia trae en sí otros aspectos no queridos, como la frustración de no haber podido lograr el objetivo de aprender”, aseveró.
Reflexionó que los fenómenos son “multicausales” y además de la repitencia, el desgranamiento se debe tanto a causas del sistema como exógenas, “lo que sí podemos desde el Ministerio de Educación es trabajar con las causas internas y mejorar el desempeño”.
En cuanto a si hay autocrítica de los docentes, expresó a la agencia APP que “creo que se trabaja en el tema de analizar, pero no se está haciendo lo suficiente; necesitamos hacer mucho más de lo que estamos haciendo”.
Respecto a los otros niveles, destacó que en el nivel primario prácticamente los alumnos que ingresan en primer grado son los mismos que egresan en séptimo. Ejemplificó que en la medición nacional alumnos de tercer grado de Río Negro, en ocho sobre diez, se ubicaron en resultados alto o muy alto. “Los chicos leen y escriben con soltura”, aseveró. También evalúa como muy positiva la educación obligatoria en las salitas de cuatro años.
Señaló que llama la atención que saliendo los chicos con un buen nivel de primario, se cae en malos resultados en el secundario, sobre todo en áreas claves como la comprensión de textos y la matemática.
Insistió que a su juicio “es clave” el diálogo intergeneracional, entre estudiantes y adultos.
En otro orden, reveló que la escuela técnica aumento en un 45% su matrícula, es decir, en mayor medida que el secundario común, probablemente porque las familias visualizan que después hay mejores posibilidades de inserción en el mundo de trabajo.
Dijo además que falta más trabajo de relación o articulación entre las secundarias y las universidades, “porque todos somos responsables” de lo que pasa con los chicos. (APP)
Publicar un comentario en la entrada